lunes, noviembre 28, 2005

crisis de ética

El gerente con mala uva del que hablaba en este post, aparte de trepa era (es) el consultor con menos ética que he conocido.

Las siguientes sospechas o certezas caen sobre él:
  • Robaba y eliminaba datos de ordenadores de los compañeros.
  • A cambio él ponía todo tipo de trabas al “intercambio de conocimiento”. Incluyendo contraseñas, la no carga de datos y cerrojos en los armarios (allí no se estilaban esas cosas)
  • Contaba la leyenda que un cliente le había pillado llevándose documentación confidencial. Pasmoso.
  • Y lo mejor. El día que le echaron, no le dejaron ni volver a su puesto. Llevaba algunos meses trabajando para una empresa de la competencia pero en nómina en la nuestra. Utilizaba nuestros recursos, y nuestro tiempo, pero los resultados eran para la competencia. Muchas ofertas suyas se las había llevado esa otra empresa de la competencia (misteriosamente conocían los puntos débiles de nuestras ofertas y lo mejoraban)
  • Cuando se hubo ido había robado información y material (incluido un portátil)

Lo que más pena me dio de este asunto es que ese becario al que tenía “puteado” (ver el este post) se marchó con él. Y usando las mismas “malas artes”. Este viaje al “lado oscuro” lo comentaré en otro post.

Aquí otros casos de falta de ética que he conocido de primera mano:

  • La anterior consultora en que estuve (una pequeña) pertenecía a dos personas que andaban enfrentadas. De modo que una de ellas comenzó a usar los recursos de la consultora (por lo menos 4 consultores) en proyectos para la siguiente empresa que montó. Básicamente lo mismo que contaba arriba.
    Lo increible es que ésta persona había hecho exactamente lo mismo en su proyecto anterior. De modo que en su cuenta hay tres consultoras, y siempre usa los recursos de una para montar la siguiente. Pero engañando a los socios de turno.
    Esta persona afrontó juicios en ambos casos aunque no sé el resultado. Lo que sí sé es que mantiene su negocio y le va fenomenal.

  • Otro caso es el de un gerente, perdón, EL GERENTE, que después de unos años haciéndose todas las fotos se marchó a la competencia (creo que con unos resultados finales bastanmte mediocres, aunque fallar no significa falta de ética). Pero es que han pasado 3 años y en la casa siguen intentando tapar los agujeros que dejó en los sistemas de gestión, en forma de registro de proyectos inexistentes y asignación de producción a los mismos.

  • Un último caso, el de una delegación en la que sólo había dos empleados (matrimonio). Les echaron porque tenían montada su propia consultora, de modo que los clientes recibían siempre dos ofertas; eelos decidían cual de las dos ganaría...

Tremenda la crisis de ética en este mundo de la consultoría.

2 Comments:

Blogger raúl solera said...

Quizá por estos casos que comentas las grandes consultoras, yo trabjo en una, tienen unos mecanismos de control interno que parece que no hacen más que dificultar el trabajo diario de los empleados.

En mi empresa se comenta como sigue: "la palabra más temida en XXX es auditoría, porque hay tanta normativa interna que seguro que has incumplido alguna".

Permíteme una pregunta, realmente consideras necesaria la verificación de palabras, es sólo curiosidad, no una crítica.

diciembre 03, 2005 12:28 p. m.  
Blogger por.libre said...

Hola r, siento no haber contestado antes pero es que ni había visto tu comentario.

El verificador de palabras lo puse porque 2 de mis 3 primeros comentarios eran de esos de "hey, cómo me gusta tu blog! pásate por el mío en la dirección..." y era una tienda de no-sé-qu-e.

un saludo

enero 10, 2006 1:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home